Una vez que comience a regir la nueva Ley de Transparencia de la Democracia, la que se encuentra en revisión en el Tribunal Constitucional, los delitos electorales tendrán una prescripción de dos años. 

Una cifra bastante inferior a los cinco años propuestos por el Gobierno al momento de ingresar la iniciativa. 

Una información que fue confirmada por el fiscal Carlos Guajardo en su cuenta de Twitter: “La regla es que los delitos prescriben en cinco años desde su comisión. Nueva ley de delitos electorales establecería la prescripción en dos años”, lo que motivó una furiosa respuesta del fundador de Educación 2020, Mario Waissbluth. 

El experto en política educacional utilizó su propia cuenta de Facebook para dar cuenta de su malestar con el cambio: “¿Saben qué más? Estos weones no tienen límite en su frescura de raja (sic)”. 

“(Perdón, ya sé que más de alguien me va a regañar por el abuso del idioma francés, pero es que hay veces que la paciencia ciudadana se me agota terminalmente)”, agregó tras el exabrupto. 

El académico agregó en su descargo que no se puede olvidar tampoco que “más encima quieren penalizar las ‘filtraciones’ y meter a la cárcel a los que entreguen información al público!!!”. 

“Están transformando la ‪#‎LeyDeTransparencia‬ en ‪#‎LeyDeOpacidad‬. Por eso insisto tanto en que tenemos que concentrarnos en una única y primera reforma constitucional: República Semi Parlamentaria, y llamado a elecciones generales para renovar todo el Congreso y elegir Primer Ministro”. 

“Hay que refundar el sistema político porque este ya no tiene arreglo posible”, concluyó. 

PUB/NL