Avanzando hacia la intermodalidad vial a nivel nacional, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) concretará la construcción de un circuito de ciclorutas en la IV Región para desincentivar y disminuir el uso del automóvil, considerando que La Serena y Coquimbo concentran un parque automotriz de 188.214 vehículos.

La inversión, que alcanza los US$ 4,7 millones y será financiada a través de los Fondos Espejo de Transantiago, busca incentivar este modo de transporte en la región, sobre todo porque el caso histórico de La Serena reúne diversos servicios públicos, comerciales y financieros, los que acuden no sólo los serenases, sino también los coquimbanos, a través de la única respuesta vial que une a las dos comunas: la Ruta 5.

“Hay una visión urbana y de ciudad, de completar tramos que faltan y con accesibilidad universal”, destaca el seremi del Minvu, Erwin Miranda, según publica hoy El Mercurio en su edición impresa.

La autoridad agrega que este proyecto se construye “en un sector de familias vulnerables y emergentes que se trasladan a sus lugares de trabajo e incorporan la bicicleta en su lógica de movilización”.

Para marzo próximo está programada la entrega de un tramo de 3,5 kilómetros en la avenida Gabriel González Videla, que se emplaza por el lado este de La Serena.

Luego de este primer avance, en agosto de este año se inaugurará otra ciclovía de 3 kilómetros que se construirá en calla Las Compañías, en el sector norte de la ciudad.

Finalmente, se intervendrá el borde costero donde se remodelará la actual ciclovía de Avenida del Mar, desde el sector del Faro Monumental hasta el casino de Coquimbo.

Los parámetros para la construcción de esta nueva ciclovía se regirán por el Manual de Recomendaciones para Nueva Infraestructura de Bicicletas elaborado por el Minvu el año pasado, con lo que se ampliará de 1,8 a 3 metros la ciclovía que ya existe y se construirían con esta medida las nuevas. El proyecto incluye estándar para discapacitados, áreas verdes, biciestacionamientos, demarcaciones peatonales y bebederos para no videntes.

El tramo restante de 10,2 kilómetros que se extenderá hasta el sector de la población Baquedano en Coquimbo, será parte del Plan de Reconstrucción que se está desarrollando en la zona, luego del tsunami registrado en septiembre de 2015.

PUB / DIG