El nuevo ministro del Interior, Mario Fernández, quien fue designado en ese cargo esta mañana por la Presidenta Michelle Bachelet tras la renuncia de Jorge Burgos, no sólo tiene una larga trayectoria política que incluye su rol como titular de Defensa durante el gobierno de Ricardo Lagos, entre otros cargos. También muestra una dilatada experiencia académica. Titulado en Derecho en la Universidad de Chile en 1975, más tarde obtuvo un grado en la prestigiosa universidad alemana de Heidelberg.

En esa faceta, Fernández regresó a las aulas de su alma mater en 1998, esta vez como docente en Derecho Constitucional y Ciencia Política. Su paso por esta responsabilidad dejó su huella, en parte registrada en un sitio web en el que los estudiantes de la Casa de Bello inscriben particulares perfiles de sus académicos.

La página, una "Wiki" (página web en que los usuarios pueden intervenir y editar sus contenidos) denominada Wikibello, figura una completa descripción del periplo pedagógico del actual jefe de Gabinete, junto a frases que quedaron en la memoria de sus alumnos.

La descripción que hacen los gestores del sitio señala a Fernández como un profesor de muchas anécdotas, gracioso y que, en general, enseña bien. "Pone en general notas que son buenas y con él se puede aprobar con un siete sin sudar mucho", describe el perfil.

Antiguo y reconocido jugador de fútbol durante su permanencia en la facultad -su apodo viene del que se aplicaba al delantero de Wanderers José "Peta" Fernández-, el también ex embajador en Alemania, Austria y Uruguay no ocultaba su afición por el deporte.  "En la vida, más importante que entender Derecho es entender el fútbol. Si no entienden fútbol, no van a entender nada en la vida", recomendaba a sus alumnos.

En el capítulo dedicado a las frases que, según el sitio, el ahora secretario de Estado expresó en su calidad de profesor frente a sus alumnos, no sólo figuran enunciados propios de las serias materias que exponía: figuran los comentarios que efectuaba con el fin de animar la clase y quitarle aridez.

Así, en una oportunidad Fernández habría señalado "no me gusta que me manden", dicho que quizá muchos de sus antiguos alumnos recordarán ahora, cuando su antiguo docente asume un cargo de exclusiva confianza de la Presidenta Michelle Bachelet.

De acuerdo a Wikibello, el actual jefe de gabinete también aludió a su participación como integrante del Tribunal Constitucional (TC) de 2006 a 2011. "Consideren que yo estuve 20 años sin poder hablar libremente. Por eso me canse y decidí renunciar al TC, ahora digo lo que quiero", señaló en una clase.

Entre otras frases recogidas por el sitio, Fernández fustigó la gestión de Sebastián Piñera mientras en las calles rugía el movimiento estudiantil de 2011. También expresó su respaldo a los cambios que los estudiantes exigían entonces en la educación chilena.

"Yo estoy con la educación pública gratuita", aseguraba. "Yo voy a luchar para que la derecha no vuelva al poder, porque esto no puede volver a pasar. No pueden hacer oídos sordos con medio mundo paralizado, hay que tomar medidas eficientes", afirmaba en sus años de profesor universitario. Paradójicamente, este jueves, ya como ministro, deberá enfrentar su primera protesta estudiantil en un escenario muy parecido al que servía de marco a sus declaraciones como profesor.

PUB/SVM