Japón es la tercera mayor economía mundial, el segundo país con la menor tasa de homicidios y su capital Tokio es el mayor área metropolitana del mundo con más de 30 millones de habitantes. A dichas cifras se puede unir el tener la bandera más hermosa del orbe.

De acuerdo a un artículo de la revista Vanity Fair, un grupo de expertos españoles eligió el emblema nipón como el más lindo del planeta, siendo secundado por Suiza, Francia y Estados Unidos.

Este hecho generó la molestia de los usuarios de Publimetro, hecho que quedó latente en nuestro fanpage, en donde se llenó de comentarios criticando la decisión de los especialistas y alabando la bandera chilena.

Ante esto nace la duda: ¿De dónde salió el mito que nuestro emblema es el más hermoso del mundo? La historia reza que tenemos la bandera más linda y el segundo mejor himno patrio por detrás de "La Marsellesa", pero dichas premisas carecen de los más importante: la fuente. Sin embargo, en la primera interrogante, si existe una respuesta y data de 1907.

"Concurso de banderas en Beljica (sic)", señala el título de la nota publicada en aquél entonces por El Mercurio y que fue recordada hace unos años por la radio Bio Bío, agregando en la bajada "triunfo de la de Chile". 

En las playas de Blakenberghe, un balneario en donde su población no supera las 20 mil personas y cuyo habitante más famoso fue el médico alemán Adolf Fick (el inventor los lentes de contacto), un grupo de aristócratas estaba reunido conversando de la vida, en donde por algún motivo decidieron que había que elegir la bandera más hermosa del mundo.

En dicho lugar, disfrutaban de las bondades de la playa dos familias nacionales: la de la señora Rojas de Bachcker y la de don Felipe Casas Espíndola, los cuales hicieron una bandera nacional para que participara en la competición. Y precisamente la hija de la mujer mencionada, que tenía 12 años, posó feliz ante las cámaras con el emblema patrio, el cual obtuvo el primer lugar.

“El porta estandarte de esa bandera una vez más victoriosa, fue una hijita de la señora Rojas, una linda chilenita de doce años, a la cual se le hizo una ovación, llevándola por toda la ciudad con la bandera premiada flotando a esos lejanos vientos del norte, la bandera de Chile”, indica el artículo del matutino.

Sin embargo, la victoria nacional en Bélgica al parecer no llegó a los oídos de los expertos hispanos, quienes decidieron que Japón con su conocida "bandera de Hinomaru" fuera la ganadora, destacado en sol naciente que aparece en el emblema. De esta manera, los nipones pueden mencionar un nuevo aspecto más para destacar dentro de sus principales logros a nivel mundial.

PUB/CM