El jueves 21 de Julio la Corte de Apelaciones de Coyhaique revisó las medidas cautelares en contra de Mauricio Ortega, el único imputado por la, brutal golpiza que sufrió Nabila Rifo. Según lo relatado por la fiscalía en dicha instancia, la mujer a la que le arrancaron los ojos, reconoció que había sido su ex pareja el autor del ataque.

Sin embargo, la mujer dudó en algún minuto, cuando entregó su testimonio al Ministerio Público, de acusar a Ortega. “No quería decir la verdad”, dijo aunque después cambió de parecer.

“Decidí decir la verdad. nunca más podré ver en mi vida”.

Según los extractos de la declaración que entregó Nabila a la fiscalía, que este domingo reproduce La Tercera, la mujer comenzó a recordar el ataque una vez que regresó a su ciudad.

“Esto lo empecé a recordar cuando llegué a Coyhaique. Cuando estaba en Santiago soñaba cosas. Como que mi mente divagaba, y para recordar todo esto me ha servido hablar con los psicólogos“, dijo la víctima en su primera declaración.

En el relato, la mujer entrega detalles de la pelea que derivó en el ataque. Rifo y Ortega se encontraban bajo los efectos del alcohol cuando comenzó una discusión que fue aumentando en el nivel de violencia, por lo que la mujer decidió arrancar.

“Salí arrancando de la casa, salí con lo que tenía puesto. Vi que Mauricio, alegando medio curado estaba en el patio […]. Creo que las llaves del auto -las mismas que se encontraron a su lado tras el ataque- estaban colgadas. No las recuerdo, pero yo no las tenía, porque yo no sé manejar”, recuerda.

Según la versión entregada por la mujer, el imputado en el caso le propinó golpes con sus manos y patadas una vez que estaba en el suelo. Luego sintió un golpe en la cabeza y desde ahí no recuerda nada más.

Desde ahí vino la etapa más dura de su vida y enfrentar la realidad tras el ataque. “No quería decir la verdad. Pero cuando llegué a Coyhaique y ya estuve en mi casa, estar con mis hijos, mi mamá y ver todo el sufrimiento, decidí decir la verdad […] Nunca más podré ver en la vida”.

PUB/NL