Durante los últimos días la desaparición deRafael Garay se ha convertido casi en el guión de una novela de ficción. Han surgido nuevas aristas que se relacionan no sólo con demandas por presuntas estafas, si no que además se especula que mintió acerca de su tratamiento en un hospital francés e incluso sobre poseer un doctorado en España.

El itinerario

Garay salió de Chile el 4 de septiembre con en un Air France rumbo a París, pues allá se encuentra el hospital Gustave Roussy, lugar donde supuestamente se haría un tratamiento contra el cáncer. La Tercera contactó a este hospital donde la secretaria dijo que “no hay ningún paciente con ese nombre” y que tampoco aparecía en los registros. Durante ese primer viaje, Garay informó en el paso fronterizo que su destino final sería Tailandia.

El 5 de septiembre tomo un nuevo vuelo, esta vez desde París a Bangkok (Taiandia). Permaneció allá por 6 días, para luego viajar hasta Amsterdam el 11 de septiembre. Ese mismo día se trasladó nuevamente a París.

La familia

El 12 de septiembre la familia tomó contacto con él por última vez. En aquella ocasión, el ingeniero comercial informó que regresaría a Chile el 15 de septiembre a las 9:00 hrs. Al no ocurrir esto, primero su abogado y luego la familia, interpusieron una demanda por presunta desgracia.

La última información que maneja la PDI respecto al paradero de Rafael Garay, fue entregado por el Ministerio de Relaciones Exteriores, quienes informaron que se habría acercado al consulado de Bucarest en Rumania, el recién pasado miércoles 21, para pedir un certificado de soltería. La familia hoy hizo una declaración pública donde dijeron no saber nada de él, ni de sus actividades económicas. No quisieron responder nada cuando se les consultó sobre la enfermedad y sobre si habían visto alguna vez un examen de este cáncer que supuestamente lo aquejaba. La Interpol había declarado alerta amarilla, la cual aplica a personas perdidas. Sin embargo, esa situación cambió y ahora la Fiscalía Centro Norte despachó una orden de arresto internacional contra Rafael Garay, pasando la figura legal de desaparecido a prófugo.

El abogado e Iván Nuñez

El entonces abogado de Garay, Ángel Valencia, fue el primero en realizar denuncia por presunta desgracia. Sin embargo, ayer el abogado renunció a la representación de Garay y declaró que su bufete ya no tiene “nada con Rafael Garay ni su empresa”.

El 6 de julio Valencia había recibido la instrucción de Garay de que si moría, sería él el encargado de transferir cerca de 2.000 millones para cancelar la deuda que tenía con los clientes de Think C.O, entre los cuales se encontraba el reconocido periodista Iván Nuñez. Luego de hacer pública su renuncia, Valencia acudió nuevamente a la fiscalía para entregar los 36 cheques que tenía en su poder al fiscal Morales. A la salida, dijo que “toda la información que tengo la entregué a la fiscalía, que tiene a su cargo la causa”.

Supuestamente Nuñez, habría enviado a Valencia un correo electrónico con amenazas, razón por la cual el ahora ex abogado de Garay presentó una denuncia por amenazas en su contra. Iván Nuñez, desmintió este hecho hoy, en entrevista con Radio ADN, asegurando que fue sólo un mensaje de WhatsApp consultando que pasaría con el dinero. En la misma entrevista, el periodista dijo que no le interesa el abogado, si no que recuperar su dinero y el de su señora. De hecho, anunció una demanda contra Garay, la cual materializó unas horas más tarde.

El conocido periodista, admitió haber tenido una relación de amistad cercana con Rafael Garay, declarando que le había entregado ahorros de él y de su señora, y que incluso habrían compartido en sus respectivas casas. En un vídeo, publicado en Youtube, el periodista le pide a Garay que regrese y revela una información hasta ese entonces desconocida: la pareja de Rafael Garay se encuentra embarazada. Solo se sabe que se trataría de una mujer más joven que él y que vive en Concepción.

Los otros estafados

Sobre el desaparecido caen otras demandas por delitos de estafas y otras defraudaciones, aparte de la interpuesta por Iván Nuñez. Hasta ahora, excluyendo al periodista, hay 16 inversionistas más querellándose en su contra. 

Estos inversionistas, son representados por el abogado Roberto Jara, quien detalló que el  economista habría defraudado a sus clientes por más de 7 millones de pesos a través de la sociedad Bourseup SPA. Rafael Garay, incluso creó una "moneda virtual" llamada "Boursecoin", la que también habría sido utilizada en la estafa. 

Su socio

Según publica Radio Duna, el ex socio de Rafael, Esteban Aedo Saez será formalizado el 30 de septiembre como autor del delito consumado y reiterado de estafa. Una de estas estafas fue cometida por "Bourse Up, Capital & Development y otras", donde era socio con Garay. Según declaró Aedo, el economista ofrecía fondos de inversión con rentabilidad de hasta 18%, lo cual era insostenible.​

Esteban Aedo, basándose en una vivencia con Garay, pone en cuestionamiento el doctorado que supuestamente tendría el ingeniero comercial. “En el viaje a Hong Kong una noche donde él estaba muy bebido, riéndose me dice ‘yo no tengo el Doctorado de Economía y Negocios en la Universidad de Lleida en España, pero todo el mundo cree que sí lo tengo’”, afirmó Aedo.