Esta jornada, después de cargar 6.008 pallets y 106 contenedores zarpa desde el Terminal Pacífico Sur (TOS) de Valparaíso rumbo a Estados Unidos el buque “Ditlev Reefer”, de la línea Cool Carriers. 

Lo interesante del reciente atraque de esa nave está en que volvió a operar el Sitio 5 del puerto de Valparaíso, que estuvo cerrado y en mantenimiento durante 10 meses. 

Las obras realizadas en el sitio permitieron su reforzamiento sísmico a través de la instalación de tensores verticales entre la viga de coronamiento y los bloques de anclaje. Esto permite dar rigidez a la viga y evitar así posibles daños en caso de un movimiento telúrico. 

También se entregó las áreas aledañas al sitio, donde pueden operar las grúas de alto tonelaje en el sector, como las RTG, las Gottwald y las Reachstacker. 

Tras estos trabajos de reparación -que realizó la constructora Belfi- el Sitio 5 ya está habilitado para recibir naves de hasta 185 metros de largo y un calado máximo de 9,4 metros.