Se veía venir. El debate entre las aplicaciones de servicios de pasajeros Uber y Cabify, versus el servicio de taxis del país, se ha tomado la contingencia nacional y se ha transformado en un dolor de cabeza no solo para los conductores de las plataformas que día a día se enfrentan a agresiones y persecuciones por parte de los taxistas, sino también para el Gobierno que busca una salida para regularizar este sistema frente a la presión de los usuarios.

Pero la batalla por la instauración de nuevas tecnologías y plataformas no solo se limita a los transportes. Hoy en una carta de opinión publicada en La Segunda, los representantes de la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur) y Hoteleros de Chile decidieron pronunciarse contra lo que ellos tildan “el ‘Uber’ de la hotelería”.

En el texto, quienes firman aluden a que este debate corresponde a un signo de los tiempos tecnológicos en los que vivimos, y que hoy “Plataformas como Airbnb, Niumba y varias otras, están ofreciendo miles de habitaciones en residencias particulares o casas y departamentos enteros, a todo tipo de turistas en miles de ciudades y destinos. Se estima que hay cerca de un millón de ofertas de este tipo (…) con las cuales estas plataformas están compitiendo en términos desiguales”.

Fedetur y Hoteleros de Chile reclaman porque estos servicios se están proliferando en Chile sin seguir normas y regulaciones como los de los hoteles y alojamientos turísticos, en materias como: seguridad y sanidad. A la vez hacen una crítica, pues según afirman “al contrario de los taxis que siempre se han protegido con barreras de ingreso y cuya calidad de servicio en Chile deja mucho que desear, la oferta hotelera chilena es variada, amplia, con tarifas para todos los bolsillos y gustos y genera un empleo superior a las 150 mil personas, y sigue creciendo”.

Ambas organizaciones -en el contexto de lo acordado en la Primera Conferencia Iberoamericana sobre Hotelería Informal celebrada en Montevideo- piden a las autoridades chilenas regularizar la oferta informal y exigir a este tipo de alojamientos que cumplan las mismas condiciones que le piden a hoteles, hostales, campings y alojamientos turísticos: registro, inspección sanitaria y de seguridad, junto con iniciar actividad y patente comercial y pago de impuestos.

A la vez rescatan la importancia de los empleos que la oferta turística genera en Chile, la cual genera además ingresos y que con estas plataformas, estaría poniendo “en peligro los destinos turísticos del país y la tranquilidad de residentes de edificios y barrios”.

¿Qué es Airbnb y Niumba?

Airbnb es una plataforma que fue creada en San Francisco, EE.UU el año 2008 con la idea de poner a disposición de turistas propiedades en distintos países y ciudades, las cuáles se arriendan por internet, con fotografías, comentarios, evaluaciones y este portal como intermediario para realizar los pagos y transacciones. Su eslogan es “Ser anfitrión te abre un mundo lleno de oportunidades. Gana dinero compartiendo tu espacio libre con los huéspedes”. En Chile tomó fuerza previo a la realización de la Copa América, donde varios chilenos pusieron a disposición sus propiedades para arriendo en Airbnb.

Niumba es una plataforma similar, que le pertenece al grupo de TripAdvisor, donde también se ponen a disposición casas en arriendo que en este caso son en un 79% de España. Este sitio web además te permite ponerte en contacto con los dueños, y otros viajeros que hayan alojado ahí. Fue creada en el año 2005 en Madrid, España y tiene sitios hermanos también en el Reino Unido.

PB/MC