El canciller boliviano, David Choquehuanca, afirmó que la elaboración de la demanda contra Chile ante tribunales internacionales por el uso ilegal de las aguas del río Silala, anunciada hace un par de semanas por el Presidente Evo Morales, puede demorar hasta dos años. 

“Así como el Presidente anunció primero para recuperar el mar, para que los bolivianos podamos retornar al mar con soberanía primero formó Diremar y este contrata expertos bolivianos, historiadores, se forman equipos multidisciplinarios, vienen expertos de afuera y eso demoramos esta preparación más o menos dos años, no es rápido, lo mismo ahora, el presidente anunció el 23 de marzo y le dio tarea a Diremar para que pueda llevar adelante estudios jurídicos para ver alternativas por dónde vamos a caminar”, dijo. 

En entrevista con la cadena televisiva RTP, Choquehuanca manifestó que el trabajo de preparación de la demanda ya comenzó, y que en ese marco, Morales ya se reunió con organizaciones sociales , diplomáticos y representantes de Potosí, lugar donde nacen las aguas del Silala. 

Paralelamente a esas reuniones, el canciller boliviano sostuvo que se están recibiendo los aportes de los interesados en participar en la futura demanda. 

Choquehuanca agregó que una vez que se reúnan las propuestas, el presidente Morales, convocará a exautoridades, igual como lo hizo en el proceso por la demanda marítima para tomar las decisiones pertinentes. 

PUB/NL