Por 24 votos en contra y uno a favor, el Senado rechazó en votación única las enmiendas introducidas por la Cámara de Diputados a la reforma constitucional sobre elección popular del órgano ejecutivo del gobierno regional. 

Tras este rechazo, se procederá a la formación de una comisión mixta, la que -tal como se adelantó durante la sesión- se reunirá el próximo lunes 28 de noviembre, para buscar acuerdos sobre los puntos cuestionados. 

Entre estos, se encuentran los cambios referidos a la resolución de los empates de más de dos mayorías, la denominación (nombre) de la nueva autoridad, las facultades, la fiscalización de los consejeros y las normas relativas al fuero, entre otras. 

En concreto, la reforma constitucional establece que la administración superior de cada región reside en el Gobierno Regional, encargado del desarrollo social, cultural y económico de la región, para lo cual gozará de personalidad jurídica de derecho público, tendrá patrimonio propio y estará constituido por un gobernador regional y por el consejo regional. 

PUB/CF