La embajada de los Estados Unidos en Santiago envió un comunicado en el que asegura que solicitó la ayuda al Gobierno para “evacuar a los ciudadanos estadounidenses” que se encuentran en Chiloé, región de Los Lagos, y que no han podido salir de la zona debido a los bloqueos de caminos. 

“Debido a que el acceso por vía terrestre, aérea y marítima a Chiloé ha estado interrumpido desde el 2 de mayo, la Embajada ha solicitado la ayuda del Gobierno de Chile para evacuar a los ciudadanos estadounidenses que se encuentran en la zona afectada y que desean salir”, señaló en un comunicado. 

En ese sentido, solicitó a los ciudadanos estadounidenses que se encuentren en Chiloé, “que se comuniquen con la embajada lo más pronto posible, enviando un correo electrónico a SantiagoUSA@state.gov o llamando a la línea telefónica de emergencia +56 2 2330 3716”. 

Asimismo, recomendó a los ciudadanos de Estados Unidos evitar viajar a Chiloé, “hasta que la situación se normalice”. 

“Desde el 2 de mayo, las protestas de pescadores artesanales locales han hecho muy difícil viajar en y alrededor de Chiloé. Los accesos para ingresar y salir de la isla están bloqueados”, aseguró la embajada. 

“La situación en Chiloé y sus alrededores continúa siendo impredecible y los medios de comunicación informan sobre escasez de insumos básicos, como alimento y combustible. También señalan que turistas y visitantes no han podido dejar la isla en las fechas que tenían programadas”, agregó. 

Por esto, la embajada de Estados Unidos en Chile señaló que, además, “un tema de preocupación adicional son los bloqueos de caminos al otro lado del canal, en el área de Pargua”. 

“Es muy probable que aquellos ciudadanos estadounidenses que puedan tomar transporte desde el norte de Chiloé queden varados en Pargua debido a estos bloqueos adicionales”, recalcó la embajada. 

Por esto, la embajada recomendó “encarecidamente” a los ciudadanos estadounidenses evitar la zona afectada, consultar con las autoridades locales, mantenerse informados por los medios de comunicación sobre las protestas, y a permanecer alertas de sus alrededores. 

PB/MC