Impacto generó en el país las palabras de la periodista Mónica González, quien reveló que fue secuestrada en México por el cartel de Los Zetas el pasado 19 de julio.

"Mis primeras dos semanas fueron de vacaciones, largamente planificadas con una de mis nietas que vive en Francia. Pero las últimas dos fueron obligadas. Ello, porque estando en México, específicamente en San Cristóbal de las Casas, el martes 19 de julio fui secuestrada con mi nieta, en un hotel cinco estrellas, de la manera más violenta, y lo que viví a partir de ese momento fue una pesadilla", relató la directora de Ciper a CNN Chile.

Ante esta situación, el embajador nacional en México Ricardo Núñez señaló a T13 Radio que “este es el primer caso de secuestro que yo conozco de chilenos”.

“Fueron horas muy dramáticas para ella y para nosotros también. Más allá de nuestra condición de embajador me dolía por la condición de amistad que tenemos. Felizmente está bien”, manifestó.

Respecto a si han existido otros casos similares anteriormente, expresó que “puede que haya ocurrido una situación similar, pero ni en la embajada ni el consulado supimos de ello. Los chilenos han sufrido robos, han perdido las maletas, perdido los pasaportes, han tenido problemas en el hotel, eso ocurre prácticamente todos los veranos”.

“Este es un aviso, no significa que a otro chileno le vaya a pasar (…) No estamos acosados por la delincuencia, no se ve todos los días, pero es bueno que sepan que esta situaciones puedan ocurrir”, reflexionó Núñez.

PUB/CM