La línea de Buses Cóndor Bus informó hoy al Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) que despidió a uno de sus trabajadores, Eduardo Guerrero, por proferir insultos homofóbicos y gestos obscenos contra una pareja lésbica y la hija de ambas.

Los hechos ocurrieron al interior del Terminal de Buses de Santiago, donde asistió M.C, C.C y su hija para comprar un pasaje.

Cuando M.C reclamó a Guerrero (en la fotografía al momento de la agresión) por el alza repentina de un precio, el sujeto “lejos de enfrentar el problema de una manera responsable y respetuosa, incurrió en prácticas abiertamente discriminatorias”, sostuvo el Movilh

Las afectadas denunciaron que Guerrero las trató “marimachos y conflictivas”, “mariconas”, “faltas de hombre”, además de amenazarlas con frases del tipo “les voy a sacar la cresta”.

Ante ello, el Movilh envió una misiva al gerente general de Cóndor Bus, Rafael Diez González, solicitando la investigación del hecho, las sanciones correspondientes y la adopción de medidas preventivas.

La encargada de Comunicaciones de Cóndor, Viviana Ramírez, señaló hoy al Movilh que “tras una investigación del caso, concluimos que efectivamente el señor Guerrero trató de manera inadecuada” a las denunciantes.

“Nuestra empresa procedió, por lo tanto, a desvincular inmediatamente al señor Guerrero, pues transgredió abiertamente nuestra Política de No Discriminación y Respeto”.

Junto con expresar telefónicamente sus excusas a las afectadas, Cóndor Bus añadió que “resulta inconcebible para nuestra empresa cualquier tipo de trato ofensivo o discriminatorio, basado en la orientación sexual de una persona”.

Puntualizó que “continuaremos desarrollando campañas de educación tendientes a evitar situaciones discriminatorias o que atenten contra la dignidad de las personas”.

M.C consideró, sin embargo, que con el “despido lo único que hizo la empresa fue lavarse las manos, cortar por lo más sano. Ellos debiesen implementar medidas preventivas de la discriminación, antes que todo”.

El Movilh recordó que “en menos de un año hemos vivido tres situaciones similares con esta empresa, lo que da cuenta que se está haciendo algo muy mal a nivel preventivo y educativo. Aquí no basta con despedir, debe educarse y sensibilizarse sobre los derechos humanos de la diversidad sexual”

“De esta empresa lo único que conocemos es una Declaración Antidiscriminatoria que trabajaron junto a nosotros, Sin embargo, esta política es una mención de principios, mientras que las acciones y campañas preventivas al interior de la empresa son desconocidas y, quizás, ni existan”, puntualizó el Movilh.

PUB/NL