Con el respaldo del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), el  empresario automotriz Claudio Carmona Fernandini presentó hoy en el Tribunal de Garantía de Viña del Mar una querella por agresiones y secuestro homofóbico al interior del la discoteca Ovo del Casino Enjoy.

En la acción legal, patrocinada por el abogado Jaime Silva, el empresario denunció que el pasado 10 de abril fue agredido por dos guardias del recinto, Danilo Abel Rojas Basignan y Ramón Eduardo Aros Alvarado, sólo porque había expresado muestras de afecto a su pareja,  Alex Escobar.

“Enterados los guardias de las muestras de afecto con mi pareja, y en momentos que me vieron solo, me tomaron violentamente y me empezaron a agredir verbalmente señalándome que “éste lugar no era para homosexuales”, “no te queremos volver a ver acá maricón culiado” y “ándate a lugares para gente como

“Acto seguido, mediante la fuerza, me metieron a un ascensor y me trasladaron a una habitación del Casino donde, junto con insultarme por mi orientación sexual,  procedieron a golpearme con puños y pie en el rostro y en el cuerpo,  dejándome lesiones. En la habitación me mantuvieron encerrado, privándome de mi libertad, por un lapso de tiempo que se prolongó, a lo menos, por una hora”, añadió

El dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, repudió “este brutal acto homofóbico y exigimos al Casino Enjoy que adopte las máximas medidas para prevenir abusos y para garantizar que sus guardias no discriminen, ni delinquen. Es lo mínimo. Golpear con pies y puños a un cliente y, peor aún, secuestrarlo no tiene justificación alguna y es, por donde se mire, un delito”,

Jiménez añadió que “la pesadilla para el empresario no terminó con las agresiones. Como suele suceder con estos abusos, uno de los guardias, Rojas Basigna,  acusó falsamente al empresario de agredirlo para justificar su acción. La policía, como es habitual, se cuadró con la versión del guardia, que es un verdadero delincuente, y detuvo a la víctima. Por ello pediremos una investigación. La labor policial, cuando no está en presencia de un delito o falta flagrante, no es ser juez y tomar parte, sino que considerar las dos versiones y exponerlas”.

En tanto, Silva apuntó que en la querella se pidió que se ”despache a la policía una orden de investigar, que se oficie al Servicio Médico Legal para que realice un informe pericial por las lesiones y que se exija al Casino Enjoy que remita las copias de todas los registros captados por su cámara de seguridad”

PUB/NL