De acuerdo a un informe elaborado por la Asociación de Contratistas Forestales, las pérdidas que han experimentado sus afiliados del sur del país por atentados incendiarios entre enero y mayo de este año, alcanzan casi los nueve mil millones de pesos. Y desde 2014 a la fecha el perjuicio supera los 18 millones de dólares.

El documento del gremio -que agrupa a 101 empresas que mantiene una fuerza laboral de 9.500 personas- señala que las pérdidas desde hace dos años a la fecha se han incrementado 14 veces. Además puntualiza que se trata de atentados armados e incendiarios atribuidos a grupos que reivindican la causa mapuche en las regiones del Biobío, La Araucanía y Los Ríos.

En el desgloce se indica que las principales forestales afectadas han sido Hancock (dos ataques) y Tierra Chilena (un ataque), mientras que particulares han sido víctimas de cinco atentados.

Claro que la mayoría de los ataques y atentados incendiarios en contra de maquinaria se han concentrado en contratistas que trabajan para las forestales Arauco y Mininco. Quienes trabajan para el grupo Angelini, registran 13 ataques, y quienes lo hacen para el Grupo Matte han sido víctima de 23 atentados.

En el año 2014 las empresas contratistas forestales registraron perdidas por 638 millones de pesos. En 2015 el daño ascendió a 3.040 millones de pesos y en lo que va de este año (de enero a mayo) los atentados incendiarios han destruido maquinaria forestal por 8.807 millones de pesos. Eso, en tres años, suma perdidas por más de 18 millones de dólares.

Las maquinarias quemadas son principalmente camiones, y este año año han sido destruidos 23, pero desde el año 2014 a mayo último el total asciende a 44. Luego están los trineumáticos (15 ), los Skidder (11) y las excavadoras (11).

Las comunas que concentran la mayor cantidad de atentados son Contulmo y Tirúa (en el Biobío), Collipulli (en La Araucanía) y Lanco (en Los Ríos).

PUB/NL