Este jueves se conoció un instructivo confeccionado por la Contraloría General de la República y que busca regular el accionar de los funcionarios públicos de cara a las elecciones municipales que se llevarán a cabo a fines de este año.

La normativa, como consignó T13, entre sus puntos más importantes indica que los jefes comunales deberán abstener de entregar regalos adquiridos con fondos municipales como por ejemplo chalecos reflectantes, artículos obligatorios de acuerdo a recientes disposiciones legales.

De la misma forma, la recomendación es no entregar los clásicos calendarios con el rostro del alcalde y un saludo donde "no se observe el cumplimiento de alguna función municipal, sin que sea relevante que aquellos sean entregados con anterioridad a la época electoral".

En relación al uso de la red social de los 140 caracteres, la Contraloría expresó que no se ajustará a derecho que funcionarios de una alcaldía "utilice un bien municipal, como la cuenta del órgano comunal en la red social Twitter, para emitir expresiones que no digan relación con el funcionamiento institucional".

A continuación, el instructivo hace referencia a que, por ejemplo, los funcionarios municipales no podrán realizar discriminación alguna al convocar a ceremonias oficiales, utilizar las alcaldías como sedes de campaña y que las distintas reparticiones públicas no podrán realizar inversiones en publicidad que vayan más allá de la normal para el cumplimiento de sus funciones.

PUB/VJ