Tras el Te Deum en la Catedral Metropolitana, la mandataria presidió en la sede de Gobierno el tradicional "esquinazo" que realiza el grupo folclórico "Ventisqueros", formado por funcionarios y ex funcionarios de La Moneda, junto a sus familiares.

Luego de las tonadas y cuecas ofrecidas en el patio de Los Cañones, la jefa de Estado nuevamente resaltó el mensaje de Ezzati "para que podamos todos construir esa patria donde todos quepamos, donde todos podemos estar, esa patria digna, esa patria solidaria, esa patria que asegure educación de calidad, pensiones más justas, salud de calidad, en fin, tantas cosas que nuestra patria necesita, y para lo cual estamos trabajando".

"Mi llamado es trabajar juntos para que esta patria que hoy día celebramos pueda ser cada día mejor para cada uno de sus habitantes", concluyó.

El pie de cueca final fue protagonizado por los ministros de Obras Públicas, Alberto Undurraga, y del Trabajo, Ximena Rincón.

PUB/CR