Libre, aunque apercibido por la Fiscalía, quedó Humberto Aracutipa (35), el ciudadano peruano quien ayer fue detenido por Carabineros imputado como responsable de la muerte de su hija de cinco meses al interior de una cité, a la altura de 2.880 de calle Huérfanos, en el centro de Santiago.

El hombre, tras declarar ante la Brigada de Homicidios de la PDI y por disposición del Ministerio Público, quedó en libertad a la espera del informe tanatológico que esclarecerá las causa exactas de la muerte de la menor.

Según una hipótesis preliminar, el padre de la víctima habría llegado en estado de ebriedad hasta su domicilio y se habría quedado dormido sobre la cama en que estaba la bebé, aplastándola y asfixiándola.

De acuerdo a eso, la versión inicial de parricidio estaría mutando a muerte accidental. También se está a la espera de la alcoholemia que le practicó al hombre el Servicio Médico Legal.

PUB/CM