Son distintos los escenarios a los que podemos enfrentarnos al momento de comprar un medicamento en las distintas farmacias de nuestro país. Como consumidor existe la facultad de poder fiscalizar las
faltas en las que incurren algunas de ellas, y además de poder notificarlas. Acceder a medicamentos seguros es un derecho, así como también, exigir que estos se rijan bajo las normas establecidas por la Ley de Fármacos.
 
Muchas veces como consumidores no sabemos qué es lo que podemos exigir al momento de comprar un medicamento. Es por eso que en Publimetro te contamos cuáles son los pasos que debes seguir y en qué te debes fijar al momento de adquirirlos.
 
Primero, es importante saber que sin receta médica en orden no se puede hacer nada. Lo más recomendable es verificar que las recetas estén bien prescritas al momento de recibirlas. ¿Qué implica
esto? Debe tener las condiciones de empleo de un producto farmacéutico, con su nombre de fantasía y con el nombre del principio activo agregado a modo de información. Esto permitirá que como pacientes puedas solicitar un potencial cambio, por otro que sea bioequivalente.
 
Ya teniendo esta receta en mano, en la farmacia debes seguir los siguientes pasos:
 
1. Al entrar al recinto debes fijarte en que sea un lugar establecido, que cuente con el equipamiento que asegura el almacenamiento y conservación adecuada de los productos farmacéuticos. Si vemos
que los medicamentos están arrumados expuestos a altas temperaturas, podríamos enfrentarnos a que no estén en las condiciones más seguras.
 
2. Los medicamentos bioequivalentes, y su listado, deben estar a la vista del consumidor
 
3. El listado de precios debe ser accesible para el público y todos los medicamentos deben estar etiquetados con éste. La farmacia además, debe poseer un libro que contenga todos los medicamentos existentes en el local, con su descripción completa, nombre, concentración y valor.
Ante cualquier duda sobre la existencia de un medicamento y su precio, al cliente se le permite solicitar el libro para cotizar con libertad.

4. Se debe informar el precio de cada producto de manera clara, oportuna y susceptible de comprobación de manera visible permanente y adecuada. Todo producto debe tener etiquetado su precio. Esto comenzará a sancionarse a partir del 6 de junio de 2016.
 
5. En una farmacia existen tres formas de comprar un medicamento que debes conocer. Primero, la venta directa -sin receta- en fármacos como el Paracetamol, Ibuprofeno y otros. La segunda,
con receta simple en el caso de los antibióticos o antialérgicos recetados por un médico, y, finalmente, la venta bajo receta retenida o venta bajo receta cheque en el caso de comprar un psicotrópico.
 
6. Si tienes dudas al comprar un remedio, por ejemplo con: la dosis, efectos adversos, advertencias u otros, puedes solicitar en el mesón la presencia del Químico Farmacéutico quien siempre debe estar
presente mientras la farmacia esté abierta. Si no llegara a estarlo, el establecimiento estaría incurriendo en una falta grave.
 
7. Puedes solicitar que cambien un medicamento por otro que haya demostrado bioequivalencia.Estos se reconocen por el logo en sus cajas, el cuál siempre debe estar. Esto además puede ser contrastado
con el listado de remedios bioequivalentes que deben tener las farmacias. De esto, se excluyen los medicamentos originales, los que son de referencia.
 
8. Un vendedor jamás debe recomendarte una marca por sobre otra. Esto corresponde a una falta grave conocida como "canela".
 
9. Al recibir tu medicamento, debes fijarte en que coincida con la receta entregada por tu médico, ya sea en su denominación genérica o de fantasía y concentración. Además, ¡la fecha de vencimiento
es muy importante! Debes fijarte en que el producto no haya caducado, ni esté próximo a vencer.
 
10. Se debe indicar el nombre y dirección de la farmacia que esté de turno en un lugar exterior de su establecimiento. 

¿Cómo denunciar si no se cumplen estos requisitos?
 
Si al momento de comprar un medicamento notaste que estas condiciones de venta no se cumplen, puedes solicitar el libro de reclamos para estampar tus molestias. Todas las farmacias deben tener uno, el cual debe estar timbrado por el Instituto de Salud Pública (ISP) al ser un registro oficial.
 
Al mismo tiempo, puedes hacer tu denuncia a través de la página web del ISP en Chile (www.ispch.cl) donde encontrarás en su página principal el "Formulario de denuncia de Farmacias". En él, debes completar los datos solicitados, además de adjuntar documentos para complementar la información de la denuncia y comenzar la investigación.
 
Es importante también recomendar a todos los pacientes, que todos los medicamentos del tratamiento o los comprimidos que sobren de este, deben ser conservados fuera del alcance de los niños, según lo detallado en el "Folleto de información al paciente". Las mayores intoxicaciones en menores son por productos farmacéuticos con prescripción médica que se han almacenado en el hogar.
 
PB/MC