En la localidad de Lo Pinto, a 20 kilómetros de Santiago, la madrugada de este martes quedó al descubierto el robo de nueve caballos pertenecientes a un equipo de polo cuyo valor conjunto alcanzaría el millón de dólares.

De acuerdo a los responsables del cuidado de los ejemplares sustraídos, el traslado de los mismos no habría sido un problema, ya que estos animales están acostumbrados a ser desplazados de un lugar a otro.

Incluso, y como detalló el noticiario 24 Horas Central, uno de los caballos fue parte de la selección chilena de polo que se alzó -por segunda vez- campeona mundial de esta disciplina.

El principal temor de los dueños y trabajadores del fundo desde donde fueron robados, es que los animales sean faenados y su carne sea vendida en carnicerías.

Por último, destacaron que entre los ejemplares desaparecidos hay dos que estaban a un mes de tener crías, todos finasangre.

PUB/VJ