La mandataria saldrá en la mañana desde el Palacio de La Moneda para luego trasladarse vía aérea hacia el sector de “Los Culenes de Lipimávida” ubicado en dicha comuna de la región del Maule donde hará entrega de escrituras de viviendas definitivas a damnificados en el marco de la conmemoración del terremoto.

La localidad de Lipimávida, en la comuna de Vichuquén, fue la escogida por la Presidenta Michelle Bachelet para recordar lo sucedido a fines de su primer gobierno, cuando se produjo un terremoto y tsunami el 27 de febrero de 2010.

Así lo indicó la prensa de la Presidencia la tarde del vienes, luego que durante el día se anunciara el viaje a una localidad afectada por el fenómeno natural, sin precisar el punto exacto, lo que generó algunas críticas.

Pues se trata de Lipimávida, donde la Mandataria entregará escrituras de viviendas definitivas a damnificados.

La localidad costera, situada en la región del Maule, fue una de las más afectadas por el terremoto y posterior tsunami, debido a la fuerza de la naturaleza.

Pero no solo eso. Sus habitantes vivieron otras horas de incertidumbre con el proceso de reconstrucción, debido a que en 2011 la constructora que edificaba nuevas viviendas dejo botado el proyecto porque el Dirección de Obras Hidráulicas de ese momento objetó los estudios para la construcción.

En ese momento, el alcalde de Vichuquén de esa época Román Pavez López, respondabilizó al gobiero de Sebastián Piñera por haber entusiasmado a los habitantes de las zonas afectadas como Lipimávida y Boyeruca.

“En el pueblo de Vichuquén pusieron primera piedra porque venía el Presidente de la República. Se apuraron, ilusionaron a la gente y hoy día no hay ninguna construcción”, criticó Pavez en julio de 2013.

PUB/IAM