Un grupo de personas encontró un cuerpo en horas de esta tarde en la ribera del río Mapocho, el que podría corresponder a Bastián Bravo Sepúlveda, joven de 20 años desaparecido desde el 13 de noviembre.

Según informaron desde la policía el hallazgo corresponde al cuerpo de un joven de similares características a las de Bastián, además que llevaba un chaleco negro que coincidiría con el que llevaba el joven antes de perdérsele el rastro, aunque mientras no se hagan las pericias correspondientes no se puede confirmar su identidad, según publica radio Bío Bío. 

Cabe señalar que tras la desaparición del joven se descubrió que sus padres abusaban de él y de su pequeña hermana de seis años, por lo que fueron formalizados y se encuentran en prisión preventiva.