Como Ninoska Villarroel fue identificada la mujer que fue asesinada al interior de su casa, en la villa Baquedano de la ciudad de Rancagua. El hallazgo del cuerpo lo realizó su marido. 

Según los primeros antecedentes, la mujer fue hallada por su marido con una herida cortante en el cuello, ya sin vida. Y luego, en otro sector de la casa, el hombre encontró al hijo de ambos, de 23 años, con una herida cortopunzante en el pecho.

El joven fue llevado hasta un centro asistencial de Rancagua, donde quedó internado en estado de gravedad. 

La Brigada de Homicidios de la PDI tiene a cargo la investigación del caso, y hasta el momento se barajan dos hipótesis: Una, que el crimen sea obra de terceros, y la otra, que se trate de un parricidio, y que sea el hijo quien dio muerte a su madre, pues el joven era adicto al alcohol y las drogas, y porque junto a él había un cuchillo, el que supuestamente había sido utilizado para cortar el cuello de la mujer. 

PUB/JLM