Una encuesta dada a conocer hoy por Plaza Pública Cadem respecto del anteproyecto del Plan de Descontaminación Atmosférica para la Región Metropolitana, llamado “Santiago Respira”, reveló que un 70% de los encuestados está de acuerdo, o muy de acuerdo, en una restricción permanente —un día a la semana— a los vehículos con sello verde durante el invierno.

Junto con ello, un 69% está de acuerdo con incentivar la compra de vehículos híbridos y eléctricos, eximiéndolos de cualquier tipo de restricción vehicular. Respecto de la exención de restricción vehicular a los vehículos más nuevos, desde los modelos 2012 en adelante, un 47% está de acuerdo o muy de acuerdo.

Otras medidas contenidas en el plan “Santiago Respira” que fueron evaluadas en la encuesta, un 70% está de acuerdo en que se prohíba usar leña para calefaccionar los hogares en las zonas urbanas de Santiago, mientras que un 50% está de acuerdo en que esta misma medida se aplique a zonas rurales de la Región Metropolitana.

"Santiago Respira"

El anteproyecto del plan de descontaminación “Santiago Respira” fue lanzado a inicios de enero por los ministros del Medio Ambiente, Pablo Badenier; de Salud, Carmen Castillo; y de Transportes, Andrés Gómez Lobo, acompañados del Intendente de Santiago, Claudio Orrego.

Su objetivo es disminuir la contaminación por material particulado fino (MP2,5), el smog más dañino para la salud, mediante la implementación de medidas de reducción de emisiones en los sectores residencial, industrial y de transportes, con el objeto de cumplir con las normas nacionales de calidad del aire para este contaminante.

Reducir las emisiones, y con ello la contaminación, genera una serie de beneficios para la salud de los habitantes de Santiago, entre ellos la reducción de los casos de mortalidad prematura y de enfermedades relacionadas con la polución. Se estima la aplicación de este plan generará beneficios estimados en US$ 7.707 millones, mientras que los costos se calculan en US$1.686, en ambos casos para un horizonte de 10 años.

El plan contiene una serie de medidas a aplicar, entre ellas regular las emisiones de la maquinaria de construcción, incorporación de la Norma Euro VI para la nueva flota del Transantiago, la construcción de 300 km de ciclovías para fomentar el uso de la bicicleta, la prohibición de uso de leña en la Provincia de Santiago más las comunas de San Bernardo y Puente Alto, y normas de emisión más exigentes para las industrias de la ciudad, con el objeto de que reduzcan en un 30% sus emisiones de material particulado fino.

El anteproyecto “Santiago Respira” se encuentra actualmente en consulta pública, que incluye la realización de 26 talleres ciudadanos, 4 seminarios/foros con énfasis en gestión ambiental local, educación, salud y transporte, y 8 encuentros con actores claves que representen al sector a regular, a la sociedad civil organizada, a la academia  y al sector privado. También se puede participar en la consulta pública en www.santiagorespira.gob.cl

PB/MC