De acuerdo a la información semanal que entrega la encuesta Plaza Pública Cadem, la meseta evaluativa en que se encuentra la Presidenta Michelle Bachelet permanece casi inalterable.

Eso, porque según los ciudadanos consultados la semana pasada, la aprobación de la mandataria se mantiene en un 21%, y la desaprobación se ubicó en el 69%, apenas un punto menos que la medición anterior.

El gabinete, por su parte, mostró una suerte de repunto en la cotización ciudadana, ya que subió dos puntos respecto de la semana pasada y quedó en un 15% de aprobación, y bajó tres punto en la desaprobación, quedando en un 73%.

De todas maneras, la percepción ciudadana global del Gobierno sigue siendo precaria, pues un 74% de los encuestados cree que va en una dirección errada y solo el 21% piensa que lo hace en la dirección correcta.

En esta línea, un 62% de los encuestados prefiere que las reformas tributaria, laboral y educacional sean retiradas o moderadas, mientras que un 35% está por mantenerlas tal como están o por profundizarlas.

Y el 65% de los ciudadanos se muestra en desacuerdo con el programa de la administración Bachelet, mientras que un 26% si se muestra favorable a él. Hace un año la cosa era distinta, pero igual desfavorable, ya que un 58% no aprobaba el programa y el 30% lo aprobaba.

PUB/NL