Un 75% de los chilenos manifestó su rechazo a las tomas de colegios, según la última encuesta semanal Plaza Pública-Cadem, que en esta oportunidad midió la forma en que los ciudadanos ven el conflicto estudiantil.

La encuesta reveló además que un 50% está en completo desacuerdo con las protestas que continúan protagonizando los estudiantes.

El sondeo fue realizado entre el 15 y 17 de junio, días marcados por la destrucción y saqueo de la iglesia de la Gratitud nacional y los destrozos sufridos por el Internado nacional Barros Arana.

Tras dichos episodios, el 42% de los encuestados afirma que el movimiento estudiantil se ha debilitado, frente a un 17% que considera que se ha fortalecido. Un 38% asegura que se ha mantenido igual.

El gerente de asuntos públicos de asuntos Públicos de Cadem, Roberto Izikson, sostuvo que los resultados contrastan con el apoyo que el movimiento estudiantil ostentaba en 2011.

“Esto está muy condicionado a los mecanismos que el movimiento estudiantil ha usado, ya que la opinión pública está muy cansada de la violencia”, afirmó Izikson a La Tercera.

PUB/NL