La isla de Chiloé está movilizada. Durante la noche de este miércoles son miles las personas que han expresado en la calle su descontento por el bono de cien mil pesos ofrecido por el Gobierno.

Cerca de la medianoche de este miércoles, son aproximadamente cuatro mil personas que se han dado cita en Ancud, repartidas entre Pudeto y el principal acceso a la isla en Chacao. Puntos neurálgicos en la conectividad de la zona y que están bloqueando el acceso desde el continente. 

Situación que hace esperar un inminente enfrentamiento entre los manifestantes y Carabineros, ya que en contacto con Publimetro, personas ubicadas en el lugar han confirmado el desembarco de Fuerzas Especiales y vehículos antidisturbios a través de un acceso alternativo por Quemchi, 57 kilómetros al sur de Ancud. 

Ante esta situación, Pablo Oyarzo dirigente de la pesca artesanal de Chiloé asegura que pese a entender que Carabineros cumplen órdenes, afirma que si se intenta levantar las barricadas tendrán que "llegar a un enfrentamiento".

"El Gobierno parace que está esperando que pase un nuevo Aysén", señala Oyarzo, quien emplaza al ejecutivo a "que tomen resguardos y entiendan que después tendrán que responder por los costos políticos". 

Sobre el sentir que presenta actualmente el chilote, el dirigente artesanal indicó a radio Pudeto que en esta catástrofe han sentido el abandono de "la gente que los representa".  

"Nosotros siempre hemos intentado buscar en paz la solución, sin embargo, se nos fue de las manos la capacidad que teníamos de aguantar. Hay gente a la que las necesidades le está haciendo sentir ira y están dispuestos a todo para que el Gobierno los escuche", finaliza.

PUB/SVM