El ex candidato presidencial del PRO, Marco Enríquez-Ominami, se defendió nuevamente por el presunto financiamiento irregular en su campaña por parte de SQM, asegurando que “no hay ningún peso ilegal en mi cuenta”.

“No hay un solo peso ilegal en mis cuentas. Las abrí respecto a las empresas que se me preguntó, ¿qué más puedo hacer, dar cien entrevistas más?”, reiteró.

El líder del PRO agregó que a su juicio “algunos adversarios tienen un intento de demolición de imagen que está resultando, pero no me asustan, les van a faltar mil reportajes más para tumbarme”.

Asimismo, Marco Enríquez-Ominami arremetió contra los medios y señaló que “una buena historia es mejor que la verdad para los periodistas”.

El ex candidato presidencial también aseguró que no puede dar mayor información porque “hay una investigación judicial en curso” y, por esto, pidió perdón a sus partidarios por si sus explicaciones no son suficientes.

“Se publican un conjunto de cosas que no son ciertas y me obligan a perder minutos valioso en el país, dando explicaciones que ya he dado”, señaló el líder del PRO.

“Yo entiendo y le pido perdón a mis adherentes si no son suficientes, pero por ahora no puedo decir más, porque hay una investigación judicial”, remarcó Enríquez-Ominami.

Consultado por si sabe dónde están los dineros conseguidos por su ex colaborador y mano derecha, Cristián Wagner, a través de la minera no metálica SQM, ME-O dijo que “como ya lo he dicho no sé dónde no están”.

PUB/NL