Se espera que durante esta mañana el equipo médico que intervino a Jacinta Zañartu emita un comunicado respecto de su estado de salud luego de el doble trasplante de corazón y pulmones a la que fue sometida en la Clínica Las Condes. 

La joven, que era prioridad nacional en la lista de trasplantes, fue sometida a una intervención quirúrgica que duró más de 10 horas y fue llevada a cabo por dos equipos de cirujanos. 

Lo que hasta ahora ha trascendido es que por ahora ella vive una etapa crítica, pues es cuando el cuerpo reacciona ante la presencia de órganos que no son originales del sistema, es decir, si los acepta o los rechaza. Pero la compatibilidad general fue comprobada por los facultativos después que los órganos llegaron a la clínica por aire desde la Región de Atacama, alrededor de las 17:00 horas de ayer. 

El donante de los órganos que le han dado una esperanza de vida a la joven Jacinta fue identificado como Patricio Barrios Silva, de 38 años, quien sufrió un accidente cerebro vascular que le ocasionó la muerte. 

Su familia fue respetuosa y solidaria con sus deseos, ya que previamente había manifestado su decisión de ser donante, si la oportunidad se presentaba. 

Patricio Barrios vivía en la comuna de Diego de Almagro, era padre de dos hijas y llevaba una vida sana, ya que habitualmente jugaba fútbol y voleibol. 

Su determinación no solo le dio una nueva esperanza de vida a Jacinta Zañartu, sino que también a otras tres personas, las que también se verán favorecidas por su decisión de ser donante y por la actitud respetuosa de su familia respecto de su deseo de donar vida. 

PUB/VJ