Producto de la alteración en el padrón, a causa de los cambios unilaterales del domicilio electoral por parte del Registro Civil, el Servicio Electoral (Servel) habilitará en los locales de votación un sistema de recepción de reclamos por la situación que afecta a casi medio millón de chilenos. 

La directora (s) del organismo, Elizabeth Cabrera, indicó que la medida se justifica en aquellas personas que no revisaron vía internet su local de votación y lleguen a sufragar al mismo sitio donde lo ha hecho durante los últimos comicios. 

En este sentido, Cabrera explicó que los antecedentes aportados por los ciudadanos el día 23 de octubre, les permitirá depurar el padrón. No obstante, cabe consignar que el análisis de experto auguraba una alta abstención antes de que se suscitara el escándalo entre el Servel y el Registro Civil. 

Por otra parte, la timonel subrogante del organismo sostuvo que se realizará una nueva depuración del padrón a partir del 2 de noviembre, con miras a los proceso electorales del 2017. Además, se afirmó que ente regulador de elecciones ya entregó los antecedentes al Ministerio Público, hecho que le costó la salida a la otrora ministra, Javiera Blanco. 

Consultada sobre los colegios tomados, como ocurrió con el Liceo Lastarria, sede de votación que esta mañana sufrió ese evento, Cabrera dijo esperar que no ocurra ningún inconveniente de este tipo, recordando que los colegios son los mejores lugares para llevar a cabo un proceso eleccionario. 

PUB/AOS