Efectivos del OS7 de Arica finalizaron dos procedimientos durante las ultimas horas con un modus operandi similar y que señalaría una nueva forma utilizada por las organizaciones de narcotráfico para ingresar droga al país y trasladarla hacia Santiago.

Se trata de embarques de cocaína al interior de figuras de yeso, las que son dejadas por extranjeros en el sector encomiendas de compañías de buses interprovinciales que cubren la ruta Arica-Santiago para ser retiradas en destino y que en su interior se detectó droga avaluada en 150 millones de pesos.

En el primero de los embarques, se logró detener al ciudadano peruano Y.A.A de 27 años quien llegó hasta la empresa de buses a dejar una caja que contenía en su interior 2 figuras de yeso con forma de Búho y que despertó las alarmas en el recinto por que no correspondía el tamaño con el peso que tenían.

Es así que personal de OS7 de Arica procedió a romper las figuras descubriendo en el interior de estas dos bolsas nylon con un total de 4 kilos 20 gramos de clorhidrato de cocaína.

El detenido reconoció que había sido contactado por connacional quien le pagó 500 dólares por llevar la caja con las figuras de yeso al terminal de buses y enviarlas a Santiago.

En el segundo embarque una mujer de nacionalidad peruana, quien tras dejar la encomienda en la empresa de buses huyo de inmediato a su país para evitar una posible detención, hizo los trámites para enviar una caja con ocho figuritas de yeso en su interior las que al ser inspeccionadas por el Can antidrogas de Carabineros “Adolf”, detectó presencia de drogas.

Al ser destruidas por el personal policial, se incautaron varias bolsas con clorhidrato de cocaína que significaron un peso de 3 kilos 17 gramos. Los agentes antidrogas del OS7 investigan ahora los posibles receptores de la droga en la capital, la que correspondería aproximadamente a unas 15 mil dosis de clorhidrato de cocaína.

PUB/VJ