El desaforado senador Jaime Orpis cumplirá su prisión preventiva en el anexo cárcel Capitán Yáber, medida que dispuso Gendarmería luego que el parlamentario se notificó de la medida en el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago. 

Orpis llegó al Centro de Justicia de la capital a las 15:34 horas acompañado de su esposa, la periodista Ana Luisa Jouanne, y su abogado defensor Carlos Cortés. Tras notificarse, fue enviado por vía interna al recinto penitenciario. 

Tras la diligencia, Ana Luisa Jouanne hizo emotivas declaraciones por la situación de su esposo y afirmó que se ha hecho una "caricatura de Jaime". Admitió que "se equivocó, lo reconoció, lo reparó", pero la fiscalía y los querellantes, según afirmó, "han hecho una caricatura". 

"Jaime no es un peligro para la sociedad, es un hombre bueno, cometió errores, pero no es la caricatura que han hecho", enfatizó Jouanne. 

Agregó que "hasta el último día va a defender que no se ha enriquecido con dineros que no son de él. Nadie lo ha comprado". 

También aseguró que "Jaime va a tomar esta situación con tranquilidad, está en paz, está entero y es un hombre libre. Está preso, pero es un hombre libre, porque jamás nadie le va a quitar su libertad". 

Orpis está confeso del delito de fraude al fisco con las asignaciones parlamentarias, pero rechaza terminantemente el cohecho que le imputa la fiscalía, supuesto delito que habría cometido en la tramitación de la Ley de Pesca. 

Además, Jouanne dijo que "obviamente" Orpis no seguirá con su carrera política, porque "nunca la quiso, su vocación es social, la rehabilitación de personas con problemas de drogas". 

Finalmente, señaló que Jaime Orpis "no es un hombre rico, no pudo con los $600 millones de una campaña política". 

Por su parte el abogado defensor Carlos Cortés informó que a solicitud de Orpis no hizo ninguna solicitud especial para el cumplimiento de la prisión preventiva y dejó que Gendarmería siguiera el conducto regular. 

PUB/SVM