Escoltada por personal de Interpol llegó, en un vuelo procedente de España, Rosa Bastías, sindicada como la cabecilla de un violento robo a un camión de valores que dejó, además de un millonario botín, la muerte de un vigilante y un miembro de la banda criminal, hecho ocurrido en el camino a San Antonio.

La mujer -también conocida como "La Flor"- se encontraba en Barcelona al momento de su detención, alcanzando a estar seis meses evadiendo la acción de la justicia.

De acuerdo a lo consignado por T13, la investigación logró determinar que la mujer tendría a su cargo la labor de reclutar a los cómplices en sus atracos, entre los que se encontraban trabajadores de las empresas de seguridad.

En el atraco que dejó dos muertos, ella habría sido la única que actuó con el rostro descubierto.

Rosa Bastías se encontraba en España visitando a su novio, quien cumple condena en prisión, cuando fue capturada.

Una vez en el país, la mujer fue conducida hasta los tribunales de San Antonio donde fue formalizada por robo con homicidio, aunque el juez no permitió mostrar su cara durante la audiencia.

"La Flor", además, se especializó en el secuestro de narcotraficantes.

PUB/VJ