Con su cordón umbilical y signos de hipotermia fue encontrado por personal de Carabineros un recién nacido que fue dejado en las inmediaciones de una iglesia de Los Ángeles, Octava Región.

Gracias a una llamada anónima los uniformados dieron con el paradero del lactante, encontrado cerca del templo del Buen Pastor al interior de un bolso.

Según detalló Radio Cooperativa, el menor fue trasladado hasta un centro asistencial local. A su vez, desde el Sename no entregaron mayores antecedentes del caso.

Por último se confirmó que junto al bebé apareció una carta que explicaría la motivación de la madre para dejarlo cerca del templo, texto que será analizado.

PUB/VJ