Desde este viernes podrían verse afectados los servicios del Transantiago, luego que un grupo de choferes anunciara que paralizarán totalmente el domingo con motivo del superclásico. 

Esto luego de que los choferes de cuatro operadores del sistema no llegaran a un acuerdo con la Intendencia Metropolitana, que rechaza la movilización, para evitar la circulación de buses y evitar asaltos y secuestros a los operadores. 

“El domingo ya está decidido, nosotros no vamos a salir a trabajar desde las 10 de la mañana hasta las cuatro de la tarde”, sentenció el presidente del sindicato de SuBus, Rodrigo López. 

Sin embargo, el operador no descartó que la movilización se realice de forma parcial incluso desde este viernes, si es que los hinchas realizan los tradicionales arengazos o banderazos. 

“Si el día sábado llegamos a tener algún conductor herido ya sea en el banderazo y arengazo, vamos a paralizar”, aseguró el dirigente. 

Por su parte, el subsecretario de Transportes, Cristián Bowen, afirmó que ya adoptadas las medidas necesarias para que la paralización anunciada no afecte el tránsito de los santiaguinos producto de la falta de buses. 

En esta línea, la autoridad afirmó que “hay ciertas situaciones que nosotros como sociedad no debiésemos tolerar. Si algunas personas deciden dañar el sistema de transporte público, no solo secuestran el sistema de transporte público, sino que secuestran la fiesta del fútbol”. 

Por ello, insistió que “estamos haciendo todo lo posible para mitigar este problema”. 

Bowen aclaró que la mayor cantidad de los servicios afectados serán los que van o salen desde el Estadio Nacional, por lo que llamó a los usuarios a preferir el metro y evitar el transporte público durante las horas que dure el superclásico. 

La autoridad confirmó también que ya existe coordinación con los operadores que no están adheridos al paro para reforzar el servicio de la ciudad y planteó que 12 recorridos se verán modificados, producto del encuentro entre Colo Colo y la Universidad de Chile. 

PUB/NL