Desde el primero de diciembre, el recorrido 213e (que vas desde Plaza de Puente Alto a Plaza Italia) pasó a ser operado desde la empresa Subus a STP Santiago. Esto marca un hito en el sistema, ya que es la primera reasignación de recorridos desde el inicio del sistema en febrero de 2007.

Las principales motivaciones para que el Directorio de Transporte Público Metropolitano (Dtpm) tomara esta determinación fue la mala evaluación por parte de los usuarios en relación a la regularidad, frecuencia, condiciones de los buses y detención en paraderos.

El servicio en cuestión es parte de los muchos otros que requieren mejorías o, definitivamente, una reasignación, ya que en muchos casos los operadores no están cumpliendo con estándares mínimos que mejoren la calidad del servicio, tal como se refleja en el último Ranking de Calidad del Servicio que publicó el Dtpm para el trimestre junio-septiembre, donde se evalúa a todos los operadores (Alsacia, Express, Vule, Metbus, Redbus, STP Santiago) en dos variables que son claves para la calidad del servicio: regularidad y frecuencia.

Así, respecto del desempeño en frecuencia, que es la cantidad real de buses que cada empresa dispuso para sus recorridos, Metbus es la mejor evaluada con 99%, seguido por Vule que llega a un 97,6%. Luego se ubican STP con 96,6%, Redbus con 94,6% y Subus con un 94,4%. Cierran el ranking Alsacia y Express con 91,9% y un 88,4%, respectivamente, ambas de la misma propiedad.

Y en relación a la regularidad, que corresponde al intervalo de tiempo entre buses de un mismo recorrido que pasan por un determinado paradero, STP se eleva a la primera posición con un 86,9% de regularidad. Lo siguen Metbus con un 85,7%, Vule con 85,5% y Redbus con un 80,8%. Cierran el ranking los tres operadores que también fueron los peores evaluados en frecuencia: Express (80,1%), Subus (79,8%), y Alsacia 77,7%.

Para el director del Dtpm, Guillermo Muñoz, este tipo de herramientas de medición es fundamental, ya que “contar con índices de desempeño cuyo foco esté puesto tanto en el cumplimiento de la operación comprometida como con la calidad del servicio entregado resulta vital pues influyen directamente  en la experiencia de viaje de los usuarios y que es justamente el ámbito que constantemente buscamos mejorar”.

Muñoz destaca lo hecho con el recorrido 213e y señala que “actualmente estamos analizando otros casos y no descartamos repetir la medida en el corto o mediano plazo”.

Desde STP Santiago, el mejor operador en regularidad y también el acreedor de la nueva operación del servicio 213e que le quitaron a Subus, el gerente de Planificación Diego Muñoz, señala que la clave está en dos puntos fundamentales: la tecnología que aplican y el desempeño de su fuerza de trabajo.

“Para ser eficientes en regularidad es fundamental tener herramientas tecnológicas que te permitan controlarla. Son herramientas internas que nosotros desarrollamos a través de nuestro Centro de Operación de Flota (COF)”, destaca Muñoz.

Por otra parte agrega que “lo más importante son nuestros trabajadores, porque no sacas nada con tener la mejor tecnología si la gente no está comprometida con la operación, y ahí los jefes de servicios y despachadores del COF tiene un rol fundamental”. También señala que “es importante estar constantemente aplicando capacitaciones a todos los funcionarios y en especial a los conductores, para que internalicen que nuestro objetivo es el transporte de pasajeros y que no detenerse en una parada, por ejemplo, es una conducta que nosotros no nos podemos permitir porque perdemos el foco de nuestro principal objetivo”.

Consultados por este tema, desde el operador Alsacia Express, uno de los peores evaluados, declinaron responder a Publimetro.