“Yo que estuve ahí, incluso increpé al rector y le dije muchas de las cosas que todos quieren decirle, como que no siguen el ejemplo del Padre Hurtado y no siguen el rol social que se supone tiene la universidad, también le pude expresar la rabia que se tiene porque nuestras familias están sufriendo por todo este tipo de procesos”, con estas palabras Eduardo Inostroza, quien es estudiante de 5º año de Ciencias políticas y Relaciones internacionales de la Universidad Alberto Hurtado (UAH) comentó a Publimetro el actuar que tuvo un grupo de estudiantes de la casa de estudios durante el día de ayer. 

La concentración de los estudiantes se vivió en las dependencias cercanas a la oficina del rector Eduardo Silva, quien en esos momentos sostenía una reunión con tres representantes de la Federación de Estudiantes, junto con un representante de la Confech  y un consejero académico, y luego del fin de la cita los alumnos increparon al rector Silva para expresarles el descontento y desacuerdo con las sanciones tomadas con 25 estudiantes producto de la toma en el mes de julio. 

El hecho fue calificado como un “minisecuestro” por parte del rector Eduardo Silva, pero de parte de los estudiantes califican el hecho como un punto de conversación, donde el objetivo es lograr que los escuchen. 

“Lo único que queríamos conseguir con eso es que nos escuchen, porque sólo hemos logrado hablar dos veces con él, cuando asumieron el cargo y en el fin de la toma (…) Estábamos afuera de la oficina del rector y como suele pasar esperábamos una instancia en la que pudiéramos discutir con él, incluso muchas veces luego de la reunión se le invitó al rector a mantener un diálogo con los estudiantes o agendar uno, pero él no accedió, a pesar que se le propuso espacios”, enfatizó el estudiante que ya ha sido sumario en dos oportunidades más. 

Al ser cuestionado por los destrozos en la institución jesuita que según cifras de la propia universidad alcanzan cerca de los $110 millones, el estudiante expulsado y presente en la concentración señaló que las pruebas presentadas no son contundentes por estos hechos. 

“En las pruebas que se presentaron en el sumario no existe ninguna de ellas donde se nos vincule de forma directa con los destrozos de la universidad, por eso no tienen como culparnos a los 25 estudiantes que estábamos ahí, la única prueba es una lista de Carabineros”, agregó.

De parte de la Universidad Alberto Hurtado señalaron que están en conversaciones sobre el tema para dar una versión oficial, pero por el momento no se referirán a lo ocurrido. 

Los estudiantes sancionados presentarán este viernes una apelación a ls resolución del sumario, en donde estarán apoyados por dirigentes de la Confech, quienes señalaron que no existen argumentos precisos para tomar este tipo de medidas. 

“Esta ya es una política nacional, vemos a la Universidad de Concepción donde pasa lo mismo, en derecho de la Católica de Valparaíso y que la ministra esté de acuerdo con la decisión del rector de la UAH no nos parece, porque es una seguidilla de cosas: primero se destituye a Pey, después se hace un sumario a 25 estudiantes, lo que es impresentable, no hay argumentos concretos para que los estudiantes puedan apelar, por eso esperamos que el Ministerio tome cartas en el asunto”, aclaró a Publimetro el vocero de la Confech, Patricio Medina.