A través de un acuerdo entre las autoridades de la Universidad Andrés Bello y los centros de alumnos de la casa de estudios, se logró decidir poner fin a la paralización de actividades académicas que venía desde el pasado lunes 30 de mayo.

En el documento que acredita el acuerdo, se señala que los puntos de compromiso fueron la recalendarización del calendario académico, junto con el compromiso de generar instancias de participación de los centros de alumnos de la Facultad, además de mantener una gestión de alternativas de prácticas profesionales, extensión horaria de las salas de computación y creación de más salas comunes de trabajo y un auditorio.

“Armamos un petitorio interno, depusimos la toma y presentamos una mesa de trabajo. Nos dimos cuenta que las medidas de fuerza no siempre son las correctas y en este caso no hubo problemas para dialogar con el rector y las demás autoridades y empezamos a trabajar”, señaló la representante de los estudiantes, Camila Pino.

Luego del acuerdo logrado, el rector de la institución, José Rodríguez, comentó que valora el hecho y se comprometió a trabajar en un clima cordial.

“Personalmente me siento muy satisfecho de que con este grupo de alumnos haya primado el diálogo y no la fuerza. Me alegra que se haya impuesto la reflexión en pro del cumplimiento del calendario académico, porque esto demuestra el compromiso de nuestros estudiantes con su formación”, sostuvo el rector de la Unab.


PUB/  SQM