Estudiantes secundarios se tomaron distintos establecimientos educacionales de tres ciudades del país, para exigir al Gobierno que los cambios que se discuten en el proyecto de reforma educacional sean efectivos y apunten al “total traspaso de las escuelas y liceos públicos al Estado”.

Se trata de una acción convocada por la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), organización que aclaró que se trata de una movilización que “no es en contra de la reforma”, que promueve el Gobierno.

“Esta no es una movilización contra la reforma educacional. Muy por el contrario, nos mueve el interés por profundizar los cambios, dejando atrás un modelo que ha llevado a la educación pública a una crisis sin precedentes en nuestro país”, advirtió la Cones, a través de una declaración.

Según la información entregada por la agrupación estudiantil, en horas de la mañana de este miércoles, estudiantes ocuparon los liceos Marta Brunet y San Martín, en La Serena; EL Liceo Juan Martínez de Rozas y Colegio La Providencia, en Concepción, y el Liceo de Aplicación, en Santiago.

En su declaración, la Cones recordó que se trata de una movilización que se da al cumplirse 10 años de la llamada “Revolución Pingüina” y con ella se busca exigir alas autoridades que el proyecto de reforma incluya, entre otros aspectos, “que se avance de manera decidida en el fortalecimiento en la calidad de la educación pública” y “un nuevo sistema de financiamiento que nos permita superar de una vez por todas las desigualdades del sistema educativo chileno”.

De igual manera, la Cones insiste en que los cambios que promueve el Gobierno deben contemplar “una desmunicipalización efectiva y sin excepciones, donde los establecimientos públicos retornen al Estado de manera descentralizada”.

PUB/CM