Un grupo de estudiantes secundarios y universitarios agrupados en la Confech y la Aces intentaron esta jornada tomarse el Ministerio de Justicia en pleno centro de Santiago.

Los jóvenes aprovecharon la ocasión para protestar contra las elecciones municipales, manifestándose contrarios al uso de establecimientos educacionales como sedes de votación.

"Ley corta para sus elecciones y para nuestros niños no hay soluciones", indicaba uno de los carteles que portaban los estudiantes.

El vocero de la Aces, Diego Arraño, fue uno de los jóvenes que llegó al lugar, acusando de "corruptos y oportunistas" a los políticos debido a la ley corta impulsada por el Gobierno para enmendar el error en el padrón electoral.

El fallido intento de toma por parte de los estudiantes dejó un saldo de 15 detenidos.

PUB/CM