Como forma metafórica un grupo de estudiantes agrupados en la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago (Fuesach) y de la Confech llegaron hasta el Ministerio de Educación con 100 coladores para entregárselos a la ministra Adriana Delpiano.

La razón por la que entregaron los coladores se debe a los polémicos dichos de la ministra de Educación, quien comentó que se les había “colado” la Universidad Autónoma en la gratuidad.

Luego que la secretaria de Estado se retractara de sus comentarios que perjudican a la universidad privada, desde la Confech señalaron que la Universidad San Sebastián también puede ser objeto de investigación por lucro.

El presidente de la Feusach y también vocero de la Confech, Patricio Medina, señaló que necesitan una regulación de parte del Estado.

“Necesitamos un Estado que garantice el derecho a recibir educación de calidad, no la rentabilidad del negocio educacional. Estudiantes de instituciones privadas se han movilizado contra lucro en éstas, que las perjudica directamente, qué hará el Mineduc al respecto”, comentó el dirigente estudiantil a través de redes sociales.