Un grupo de estudiantes universitarios y secundarios organizados por la Confech y Aces respectivamente, junto a algunos trabajadores llegaron hasta las afueras de la Superintendencia de Pensiones para protestar por el actual sistema de AFP que existe en el país, argumentando que necesitan que se “termine con el sistema que provee de pensiones”. 

El grupo de estudiantes se encadenó al edificio de la Superintendencia bajo el argumento que el mismo organismo son los que están encadenados al lucro, y decidieron protestar porque tanto las pensiones como a educación son derechos sociales. 

“Decidimos encadenarnos porque hoy día la Superintendencia de Pensiones está encadenado al lucro, y en educación el caso Laureate se vincula a empresarios que no están preocupados de los chilenos, lo mismo que ocurre en las pensiones donde lucran con todos, se vincula directamente la educación con las AFP porque son derechos sociales básicos, y se ha demostrado un lucro efectivo por eso queremos que los empresarios dejen de robar y que tengamos una condición de vida digna”, señaló a CNN el vocero de la Confech, Gabriel Iturra. 

Bajo el mismo argumento, el presidente de la federación coordinadora del Transantiago, Manuel Aguilar, valoró que los estudiantes los apoyen en estas demandas. 

“Valoramos que los estudiantes nos apoyen en esto, porque el motivo principal de esto es denunciar a este organismo porque no ha sido capaz de fiscalizar a las AFP que ha robado a los trabajadores por más de 30 años, lo que ha significado que se enriquezca un grupo de empresarios a costa de las pensiones de los trabajadores”, señaló Aguilar. 

De parte de los secundarios el vocero de la Aces, Diego Arraño, sostuvo que las autoridades no comprenden los cambios que la sociedad necesita. 

“Hoy somos estudiantes, pero próximamente somos trabajadores que tendremos un sistema de AFP que lo único que ha hecho es robarle a las familias chilenas, hemos dicho fuerte y claro que no se quiere más AFP y ellos nos dan una AFP estatal, eso quiere decir que no han entendido nada”, comentó Arraño. 

PUB/SQM