“Son empresarios que están invirtiendo una cantidad de recursos muy grandes en el país, por lo tanto por alguna parte están sacando el lucro. Ya no es investigar una o tal universidad, el tema amerita ir a un tema más amplio, más arriba. La ley, hoy prohíbe lucrar en la educación superior y por lo tanto, seguramente la mayor dureza de lo que se está planteando en la reforma, sin duda que las afectaría”, estas declaraciones de la ministra de Educación, Adriana Delpiano, son las que fueron calificadas como “inapropiadas” por el grupo Laureate Chile, quien a través de una declaración pública expresó su rechazo. 

El holding controlador manifestó que no le parece que autoridades ministeriales y parlamentarias emitan comentarios, cuando son los mismos quienes estarán a cargo de llevar a cabo futuras investigaciones. 

“Es grave que sea la Secretaria de Estado quien exprese un juicio de valor en contra de Laureate en momentos en que es el propio Ministerio quien lleva adelante indagaciones a universidades que integran la red educacional La ley exige que los organismos pertinentes realicen investigaciones serias e imparciales. Ciertamente sus palabras atentas contra dicha imparcialidad y también contra el deber legal de reserva”, señalaron de forma pública. 

Los dimes y diretes entre la ministra Delpiano y los representantes de Laureate, tienen sin cuidado a los estudiantes de las casas de estudios pertenecientes al grupo educacional -U. Andrés Bello, U. Viña del Mar, U. De Las Américas, Aiep y Escuela de Música Moderna- , quiénes manifestaron la necesidad de tener soluciones concretas. 

“Ahora lo que queremos es que el Mineduc deje de ser un agente pasivo y dé soluciones claras y concretas a los problemas que tenemos como estudiantes, las soluciones deberían ser que se termine de una vez por todas con el lucro, que hayan sanciones acerca de instituciones que lucran por sus gobiernos corporativos y que se enfoquen en los grupos transnacionales”, manifestó a Publimetro el presidente de la Federación de Estudiantes de la Unab, Fabián Ceballos. 

El representante de los estudiantes agregó que la situación era algo que ya lo habían denunciado con las diversas manifestaciones, paros y tomas, por lo que si no están sorprendidos, la preocupación y descontento se apodera de gran parte del alumnado. 

“No estamos sorprendidos con la situación, pero si estamos preocupados, pero la materia de intervenir en las universidades es algo que le compete al Estado porque deben hacerse cargo del problema (…) Dentro de los próximos días vamos a socializar la información que tenemos para bajarlo a nuestros compañeros”, añadió Ceballos. 

Si bien el tema se ha manejado a nivel ministerial por las futuras decisiones, desde la Fundación Acción Educar, sostienen que se debiesen fijar normativas claras para las empresas asociadas a las universidades, dejando en claro a través de la reforma educacional los límites de las transacciones. 

“Lo conveniente es establecer una regulación donde se identifiquen estas operaciones con personas relacionadas y se establezcan mecanismos que permitan regular estas transacciones con condiciones y a precio de mercado, lo que podría asegurar que no se utilicen para retirar utilidades desde las universidades”, aseguró a Publimetro el director ejecutivo de Acción Educar, Raúl Figueroa.