El Instituto Nacional de la Juventud dio a conocer hoy el estudio “Involucramiento Parental” elaborado por el Injuv y Cadem. El sondeo abarcó a 1.110 jóvenes de entre 15 y 29 años, de los cuales el 67% cree que la juventud confía más en algún amigo o amiga que en sus padres. 

Además, un 48% de los jóvenes indicó que los adultos a su cargo les controlan la hora de llegada a sus hogares cuando salen de noche. 

El sondeo también dio a conocer que el 50% de la población encuestada declara que el adulto encargado de su crianza, mantenimiento económico y cuidado personal sabe o supo de las páginas que visitan en internet. 

En cuanto a las situaciones de control parental, el 77% indica que el (o los) adulto(s) responsable(s) de ellos sabe o supo qué programas de televisión ve o vio. Por otro lado, el 41% señala tener inconvenientes de comunicación y falta de tiempo para compartir en familia, siendo esto proporcionalmente mayor en las personas jóvenes del nivel socioeconómico bajo. 

En relación a los temas de interés conversados entre jóvenes y adultos, casi el 60% de la población joven encuestada declara hablar “mucho” sobre educación junto a dichos adultos. 

En cuanto a la conversación sobre temas personales de la juventud, se observa que los temas que proporcionalmente más declaran abordar “mucho” son: “planes y proyectos de futuro” (71%) y “permisos y salidas” (57%). 

Además, el 45% de la juventud encuestada dijo que dialoga con “mucha” frecuencia acerca de temas relacionados al consumo de drogas y alcohol, pero sólo el 20% conversa “mucho” sobre su vida sexual con los adultos responsables de ellos. 

Sobre el sondeo, el director nacional del Injuv, Nicolás Preuss, sostuvo que “el estudio arroja que si bien entre padres e hijos se conversan ciertas temáticas, todavía hay un alto porcentaje de jóvenes que cree que la confianza no alcanza su máximo nivel con ellos, sino con su círculo de amigos más cercano”. 

Agregó que “todavía está muy baja la conversación sobre sexualidad, lo cual puede provocar grandes riesgos para la salud de los jóvenes, que necesitan tener más y mejor información sobre este tema para prevenir, por ejemplo, las enfermedades de transmisión sexual”. 

PUB/VJ