Un estudio a la calidad de preservativos masculinos comercializados en Chile, cuestionó en 2015 al sistema de certificación desarrollado por el Instituto de Salud Pública (ISP).

Las pruebas solicitadas por la Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (Odecu) evidenció problemas en "marcas ampliamente publicitadas". El mismo, fue realizado por el laboratorio Investigación, Desarrollo e Innovación de Estructura y Materiales (Idiem) de la Universidad de Chile.

El estudio sale a la palestra nuevamente tras la emisión de una alerta sanitaria por parte del ISP dada la ruptura de preservativos de origen chino "Kaiju", los que además son repartidos gratuitamente en la red asistencial del país.

"En nuestro estudio encontramos problemas importantes sobre todo en las marcas más caras. Sin embargo esta marca especial nosotros no la testeamos. El hecho que sea el Estado el que entrega estos condones y que estos sean defectuosos, es alarmante", aseguró a Publimetro Stefan Larenas, presidente de Odecu.

Y agregó: "hay un problema en algunos condones que dicen estar certificados sin estarlo. Ahí hay un control general del Estado que se ha pasado por alto, más allá de lo que está cuestionando el ISP. Es decir, hay un tema global que tiene que ver con los preservativos, no sólo con aquellos que se reparten, sino también con los que se comercian".

El estudio de Odecu fue refutado por el ISP, quien en su momento declaró públicamente que este no era "representativo bajo la Norma Chilena de muestreo NCh 44, ya que no fue realizado a través de un muestreo estadístico".

PUB/SVM