Los estudios realizados por los profesionales a bordo del buque científico de la Armada “Cabo de Hornos” confirmarían una posible retirada de la Marea Roja en el sur

La comisión a bordo de la nave, la cual fue mandatada por el Gobierno, estuvo integrada por investigadores y científicos de diversas universidades, además de funcionarios de la Armada de Chile y un grupo de pescadores que fueron garantes de la etapa de toma de muestras desde 15 puntos distintos del océano.

El monitoreo comenzó el jueves 26 de mayo, trabajando en turnos de día y noche hasta completar los 15 puntos de toma de muestras, los que se iniciaron en el sector norte de la isla de Chiloé, recorriéndola finalmente completa.

Son catorce los científicos que realizaron su trabajo a bordo del buque de la Armada, nave que posee capacidades oceanográficas que permite realizar estudios avanzados.

La investigadora de la Universidad de Concepción, Laura Farías, quien está participando de la comisión, señaló que “vamos a tener información realmente valiosa y de calidad para el mundo científico en tres etapas: una corta, otra a mediano y por último una a largo plazo, ésta fue la acción más rápida que podíamos hacer, agradecemos la pronta respuesta de la Armada que coordinó este viaje en sólo unos días".

"Como científicos buscamos hacer una reconstrucción del océano para que nos entregue las respuestas que buscamos, podemos concluir a mi parecer que el fenómeno de la Marea Roja está en retirada tras los primeros análisis obtenidos desde las muestras tomadas desde el mar en la zona de Chiloé, siendo fundamental para este tema la retirada del Fenómeno del Niño”, afirmó Farías. 

El Comandante del “Cabo de Hornos”, capitán de Navío Carlos González, manifestó que “hemos cerrado prácticamente por completo esta comisión de análisis científico, realizando toma de muestras en al menos 15 puntos distintos del océano de las regiones de Los Ríos y Los Lagos, lo que se quiere obtener son vestigios del sedimento del fondo marino. La mayor profundidad alcanzada por la toma de muestra fue 2 mil metros de profundidad, que fue exactamente en la zona de vertimiento de los salmones. Los pescadores de Chiloé que fueron como observadores a esta comisión pudieron ser garantes y registraron cada paso de la toma de muestras que se efectuó en este viaje del Cabo de Hornos”.

Cabe destacar que el equipo multidisciplinario de 14 científicos de las Universidades de Concepción, Católica y de Los Lagos, designados por el Ministerio de Economía, deberá entregar sus conclusiones finales en las próximas semanas en el marco del comité que estudia el fenómeno de la Marea Roja.

PUB/SVM