Mañana juega Chile frente a Colombia por las semifinales de Copa América Centenario. Tras el partido del sábado y la histórica goleada sobre México no todo fueron buenas noticias, ya que según datos entregados por el intendente metropolitano, Claudio Orrego, los niveles de contaminación subieron considerablemente en la hora del partido y después de éste, producto del uso de carbón para los tradicionales asados que acompañan los partidos de la “Roja” en los hogares capitalinos. 

La autoridad metropolitana hizo un llamado a la “responsabilidad por parte de la ciudadanía, porque ni con todos los fiscalizadores del mundo podemos reemplazar el poder de la consciencia ciudadana”. 

El intendente reiteró el llamado a respetar las medidas durante todo el periodo de invierno y no sólo en estos días más críticos, agregando que “conocemos el efecto partido y eso ya ha quedado demostrado”, por lo que se estudia “incorporar el efecto partido en el modelo predictivo, porque sabemos que se nos disparan los indices de contaminación y en consecuencia vamos a ajustar conservadoramente la medición para incorporar éste efecto”. 

Orrego aseguró que desde las once de la noche del día sábado a las 3 de la mañana del domingo, los índices se dispararon en la capital. La idea de la Intendencia Metropolitana es agregar un factor de riesgo de un nivel adicional, producto del efecto partido. Además de que “aún hay chilenos que no entienden que en Santiago no se puede usar leña, simplemente no se puede, pero en el sector oriente de la ciudad está lleno de chimeneas y calefactores de gente que no respeta y lo más grave es que esa contaminación se va los sectores más pobres de Santiago”. 

Gobierno proyecta una semana “compleja” 

El ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, pronosticó que en la región Metropolitana la calidad de aire será “compleja” durante esta semana, debido a que no habría precipitaciones y por las malas condiciones de ventilación de la cuenca de Santiago. 

“Esta va a ser una semana compleja y difícil, no se prevén precipitaciones. La dirección meteorológica prevé condiciones bastante adversas para la dispersión de contaminantes”, señaló Badenier a Canal 24Horas, quien concluyó que “seguimos mirando el pronóstico y las condiciones de calidad del aire, que no van a ser buenas”. 

El nocivo uso del carbón y la leña 

El intendente cuestionó el uso del carbón y el subgerente de Ingeniería de Gasco asegura que “el tema de fondo es que fuera de producir calor, produce otros elementos nocivos para el organismo como el óxido de azufre, que es el que produce la lluvia ácida; o el óxido nitrógeno, que es el que produce la molestia y picazón en los ojos, por ejemplo; o los compuestos orgánicos volátiles que provocan una tendencia a algunos tipos de cáncer; además de arsénico, mercurio o plomo”.

El especialista en sistemas de energía asegura que hay información científica que avala la propuesta del intendente: “en un asado típico donde quemas 2,5 k de carbón, eso equivale a fumarse 7.800 cigarrillos o a un recorrido de 400 km de un bus del Transantiago”.

Destaca además que “muchos de estos elementos contaminantes se depositan en la carne y luego nosotros la ingerimos. Muchos podrán decir que el sabor no es el mismo, pero estás pagando un costo alto en términos de salud al consumir todos estos nocivos elementos”. 

Por otra parte, el uso de la leña también es cuestionado y en la RM simplemente está prohibido, aunque su fiscalización es muy difícil. Y para el presidente del Departamento de Medio Ambiente del Colegio Médico, Andrei Tchernitchin, “su utilización debiese erradicarse de manera permanente”.

 Asegura que “los principales efectos que provoca en la salud la exposición al humo de la leña son infecciones respiratorias agudas, como la bronquitis o la neumonía; enfermedades broncopulmonares obstructivas, como el asma bronquial”; además de un “aumento de los índices de mortalidad que comienzan al día siguiente del episodio de alta contaminación y hasta 5 días después”, advierte el experto, agregando que la exposición crónica a este contaminante, “es responsable del aumento de muertes por cáncer broncopulmonar”.

PUB/SVM