El presidente de Bolivia, Evo Morales, acusó a Chile de “jugada sucia” por apoyar la candidatura de Honduras a la presidencia Pro Témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), liderazgo al que aspira también Bolivia.

El Jefe de Estado boliviano manifestó que el país altiplánico no tiene la intención de utilizar la presidencia de la Celac en beneficio de su causa marítima, aspiración por la que demandó a Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Según consignó el diario La Razón, de Bolivia, Morales manifestó que la candidatura de Honduras, que data de junio de 2015, surgió cuando ya se encontraba acordada, desde enero de ese año, la Presidencia Pro Témpore de Bolivia. La postulación hondureña habría roto ese consenso.

Morales afirmó que esta situación correspondía a una conspiración de Chile. Al respecto señaló que “¿Cuál es la estrategia de Chile?, quiero que sepan los cancilleres de la Celac, porque en marzo se va a definir (la presidencia): como Honduras no va a ceder (en su postulación) y nosotros no vamos a ceder, que sea un tercer país. Imaginen la jugada sucia de Chile”.

Luego, siempre en relación a la supuesta estratagema chilena, el mandatario boliviano denunció al gobierno de Bachelet afirmando que “siento que algunas autoridades, no son todos -estamos informados-, actúan rencorosamente, vengativamente, no aceptan que Bolivia, tan despreciada por algunos grupos, hayamos ganado en La Haya (el recurso de incompetencia)…quieren vengarse. Lamento mucho decir eso. Esperamos que los cancilleres de la Celac no se presten a ese juego sucio”.