El Presidente de Bolivia, Evo Morales, aludió nuevamente al conflícto con Chile, esta vez en medio de la celebración por el aniversario 191 de la independencia bolviana, ocasión en que señaló que nuestro país "falsamente dice que no hay temas pendientes". 

Con relación a los actuales litigios por soberanía marítima y los derechos del río Silala que enfrenta a ambos paises, el jefe de Estado altiplánico señaló que "después de conocer las políticas de dilación del Gobierno de Chile hemos decidido acudir a La Haya, y tenemos mucha esperanza en que se resuelva este tema mediante el organismo internacional", dijo.

Morales reiteró sus críticas en torno al viaje del cancillar David Choquehuanca a suelo nacional, visita no oficial que estuvo marcada por los intentos de denunciar malos tratos a la carga boliviana, incumpliéndose así el Tratado de 1904.

"Hemos destapado cómo Chile no confía en los derechos básicos del ser humano. Todavía no puedo entender que Chile no escuche los pedidos de Unasur, Aladi. Bolivia siempre esperará diálogo para resolver temas pendientes, en el marco de la hermandad", señaló.

Para finalizar, reafirmó que "nuestra reivindicación por derecho es irrenunciable. No es tiempo para callar, ya no vamos a callar. Ningún país vecino ahora va a intentar humillarnos como lo hicieron en el pasado. Bolivia se respeta", enfatizó. 

PUB/SVM