Siguen las repercusiones tras la determinación de Chile de demandar a Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para lograr un pronunciamiento sobre las aguas del río Silala, afluente que generó una nueva controversia entre ambos países.

Este miércoles, y a través de su cuenta de Twitter, el presidente Evo Morales envió un mensaje a la clase política nacional, asegurando que "no estamos en tiempos de invadir y saquear".

A continuación, el mensaje en la red social de los 140 caracteres indicó que "Son tiempos de integración y liberación de nuestros pueblos".

Tras conocerse las posturas de Santiago y La Paz, el diputado (PPD) Jorge Tarud señaló que el mandatario boliviano "ha insultado a todo el país con su característico tono agresivo reflejando claramente que la decisión de la presidenta Bachelet de demandar a Bolivia por las aguas del río Silala lo dejaron totalmente descolocado".

Al momento de anunciar la acción judicial ante la CIJ, el canciller Heraldo Muñoz explicó que la postura de Bolivia recoge que el Silala no es un río de carácter internacional, por lo que reclama el uso del 100% de sus aguas, posición que se contradice con la forma en que se ha tratado el tema por más de un siglo.

PUB/VJ